Repetir, repetir y más repetir…

No “sabes” algo hasta que lo puedes utilizar sin ni siquiera pestañear

¿Te has dado cuenta de que a los niños les encanta hacer las mismas cosas una y otra vez? Están felices viendo “Frozen” dos o tres veces a la semana…¡¡durante un año!! Les encanta que les lean los mismos cuentos una y otra vez… A los niños pequeños les gusta tanto la repetición porque es la mejor forma para ellos de adquirir y perfeccionar nuevas habilidades. Para aprender algo bien, los niños de esta edad practican hasta que lo hacen a la perfección.

Como adultos, deberíamos aprender de los niños a este respecto. Los niños necesitan la repetición, mientras que los adultos deseamos la variedad. Estamos tan obsesionados con progresar que sentimos el deseo de pasar a hacer materiales y tareas nuevas antes de dominar completa y profundamente lo que estamos aprendiendo. En cualquier caso, para aprender una habilidad nueva, la clave no es añadir más y más contenido nuevo, la clave es dominar a la perfección lo que estamos haciendo antes de pasar a la siguiente.

“Estamos tan obsesionados con progresar que sentimos el deseo de pasar a hacer materiales y tareas nuevas antes de dominar completa y profundamente lo que estamos aprendiendo”

El problema con muchas academias de inglés

En muchas academias, los profesores van avanzando súper rápido a lo largo del material. En una semana estudias el pasado simple y a la semana siguiente, el presente perfecto. Aprendes cientos de palabras nuevas cada semana. Es genial. Los alumnos sienten que están progresando muchísimo. Los profesores se sienten muy inteligentes y superiores explicando todas estas retahílas de gramática complicada. Los cuadernos de los alumnos están llenos de reglas gramaticales y palabras, pero después de unos meses los alumnos se dan cuenta de algo: todo ese conocimiento está en su cuaderno pero, ¡no está en sus cabezas! Cuando intentan hablar, no son capaces de utilizar lo que han estudiado. Después de darse cuenta de esto normalmente los alumnos tiran la toalla..

Así que, ¿dónde está el problema? –  llevan muchísimo tiempo estudiando teoría pero no han practicado lo suficiente. Muy fácil, ¡no se puede “aprender” el pasado simple en una semana! Puedes aprenderte cómo funciona , pero no serás capaz de utilizarlo en una conversación.

¿Que tengo que hacer?

En casa necesitas repasar constantemente. No te autoengañes cambiando a cosas nuevas. Asegúrate de que sabes lo que has estado repasando “de pe a pa” antes de pasar a lo siguiente . Incluso si empiezas con algo nuevo, asegúrate de seguir repasando lo aprendido anteriormente.

En Idiomas Flow, repetimos las cosas básicas una y otra vez. Nuestras clases de English Gym, son una revisión constante de lo básico en el lenguaje. En nuestras clases de Vocabulary, invertimos dos semanas en el aprendizaje de cada tema, de manera que si repites y repites las mismas palabras a lo largo de diferentes ejercicios, serás capaz de recordar esas palabras. En nuestra clase de Grammar, hacemos las cosas con calma. En Idiomas Flow vas a estar practicando el pasado durante meses. Cuando empezamos a dar el presente perfecto en clase, pasamos un mes practicándolo y después de esto, es cuando realmente una persona es capaz de usar esa gramática hablando – con fluidez y confianza.

Patrick believes that the anyone can learn a language. In his company, he works with a select group of Spanish speakers who want to improve their English, not to pass exams, but to be able to actually speak and understand English – which often leads to new job opportunities, increased salary and the ability to travel the world without stress.

By |2018-06-30T02:00:23+00:00May 9th, 2017|